Escocia y Gales piden restricciones más duras paras los que lleguen al Reino Unido

La ministra principal de Escocia y el premier galés reclamaron una cuarentena de ocho días para quienes llegan al Reino Unido, mientras el territorio de preparar para un nuevo conjunto de restricciones que empezarán a regir este martes



29/11/2021

Los gobiernos de Escocia y Gales pidieron al primer ministro británico, Boris Johnson, una cuarentena de ocho días para todos los recién llegados al Reino Unido, para frenar la variante Ómicron del coronavirus.

En una carta conjunta enviada a Johnson, la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, y el primer ministro galés, Mark Drakeford, pidieron que se requiera que todos los viajeros que lleguen desde el extranjero se aíslen durante ocho días y se sometan a una prueba de PCR el día dos y el día ocho de su llegada.

Hasta ahora, se han encontrado seis casos de la variante Ómicron en Escocia, y tres se han detectado en Inglaterra.

"Necesitamos trabajar colectivamente y efectivamente como cuatro naciones para tomar todas las medidas razonables para controlar la entrada del virus al país y luego limitar su propagación", expresaron luego en una conferencia de prensa.

Tras anunciar los primeros casos de la variante Ómicron y luego de cancelar los vuelos provenientes del sur de África, el premier británico adelantó que a partir de este martes en el Reino Unido el uso de barbijos será obligatorio en transporte público y en tiendas, y se establecerá una cuarentena de diez días en hoteles para los viajeros que procedan de países de su lista roja, entre otras restricciones.

En Escocia se identificaron seis casos de la variante Ómicron, cuatro en el área de Lanarkshire y dos en el área de Greater Glasgow y Clyde.

Los equipos de Salud Pública de Escocia, (Public Health Scotland en inglés), están realizando un rastreo de contactos para establecer el origen del virus y las personas con las que han estado en contacto en las últimas semanas.

“Este es un momento preocupante para las seis personas que ahora se identifican con la nueva variante. Todos recibirán ayuda y apoyo de expertos y Public Health Scotland llevará a cabo un mejor rastreo de contactos en todos los casos. Esto ayudará a establecer el origen del virus y cualquier otra persona con la que hayan entrado en contacto en las últimas semanas", dijo por su parte el ministro Salud de Escocia, Humza Yousaf.

Aseguró que aún queda mucho por aprender sobre la variante Ómicron y que sigue habiendo preguntas sobre su gravedad, transmisibilidad y respuesta a tratamientos o vacunas y los científicos están trabajando al ritmo para proporcionar información adicional.

"Hasta que no se sepa más, debemos ser cautelosos y hacer todo lo posible para minimizar el riesgo de propagación de infecciones", insistió.

Fuente:telam.com.ar

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.